Si buscas una apariencia natural, descansada y rejuvenecida, en Dermavip te ofrecemos la toxina botulínica.
Cada vez que nos expresamos, reimos o lloramos, los músculos de la cara se contraen. Con el pasar del tiempo, la actividad de estos músculos producen arrugas de expresión, como las de la frente, las patas de gallo, entrecejo, nariz, entre otras.
La toxina botulinica es una proteína purificada que se inyecta en pequeñas cantidades en los músculos responsables de estas arrugas Así se consigue, por un lado, relajarlos, y por otro eliminar, reducir o prevenir la aparición de arrugas de expresión o suavizar las que ya existen (estáticas).
Una técnica que bien aplicada ofrece unos resultados excelentes
Con este tratamiento se consigue:

  • Revitalizar y rejuvenecer la mirada de manera inmediata.
  • Relajar los músculos faciales eliminando las arrugas y dejando la piel distendida, tonificada, tersa y devolviendo la luminosidad al rostro.

Las ventajas de este tratamiento son que no requiere de anestesia y es indoloro. Se aplica en consulta y una vez finalizado el procedimiento el paciente puede regresar a su vida normal sin ningún problema. Los resultados suelen ser visibles a los 3 ó 4 días y la duración de sus efectos perdura entre 4 y 6 meses.
Es compatible con otros tratamientos médicos y quirúrgicos como el lifting y la blefaroplastia (estética de los párpados) para mejorar y prolongar más tiempo los resultados de la cirugía.
Se aplica mediante inyección, por lo que no deja cicatrices y tiene efectos estéticos inmediatos. Su uso en medicina estética (arrugas de expresión) no presenta problema alguno, dado que las dosis son infinitesimales.
Inyectado en zonas tales como las axilas o palmas de manos y pies, paraliza la aparición de la sudoración.

Gracias a los avances de la ciencia se ha creado una novedosa forma de funcionamiento para estos y otros láseres ablativos que permite una renovación cutánea increíble sin los riesgos de la cirugía y anestesia. Los científicos han descubierto que si un láser ablativo se utiliza con microdisparos espaciados entre si dejando piel sana sin tratar, la recuperación es más rápida, sin los efectos adversos que genera el cubrimiento del 100% de la piel. Es así como se crearon los denominados láseres fraccionados.

Ventajas:

  •   Tratamiento con láseres de alta potencia, aprobados por la FDA de USA y la CE (Comunidad Económica Europea).
  •   Seguros, rápidos y efectivos.
  •   No son dolorosos, el paciente solo siente una pequeña molestia.
  •   No generan incapacidad y no necesita anestesia local ni general.
  •   La gran variedad de láseres nos permiten tratar no sólo lesiones superficiales (epidermis) si no más profunda (dermis).

Deja un comentario