El procedimiento por excelencia para conocer un diagnóstico dermatológico, es la Biopsia, que consiste en retirar un fragmento muy pequeño pero significativo para poder ser revisado microscópicamente por un médico patólogo, quien según dichos hallazgos, nos dará un informe con el diagnóstico de la dolencia en la piel.
Se realiza con anestesia local. Hay muchas métodos de realizar una biopsia, el método más común es el llamado «punch» o sacabocado, en el que se usa un objeto cortante circular que con un poco de presión sobre la piel realiza un pequeño corte de un cilindro de 3mm usualmente, aunque puede ser desde 2 a 8mm de diámetro en algunos casos. Otros métodos son por afeitado, o losange.

Deja un comentario